MIGRACIÓN

Antecedentes

El Salvador, Guatemala y Honduras, constituyen una región de Centro América con un territorio compartido denominada El Trifinio, con similitudes en las problemáticas enfrentadas como la migración irregular hacia los Estados Unidos y el crimen organizado.

La marginación y desigualdad, la falta de empleos para la población joven, el acceso a la educación, el crimen organizado y la violencia social son las condiciones que convierten a estos países en expulsores de personas quienes inmigran hacia los Estados Unidos de manera irregular; cerca de 500,000 personas entran en México cada año, procedentes en su mayoría de El Salvador, Honduras y Guatemala; en su tránsito por México, las personas migrantes y refugiadas son víctimas tanto de organizaciones criminales como de las fuerzas de seguridad del Estado. El blanco específico de los grupos criminales son las mujeres, los menores de edad y la comunidad LGBTI, quienes, por tanto, tienen necesidad de una especial protección.

En el año 2016, 143,226 personas de origen centroamericano fueron devueltos por las autoridades mexicanas y estadounidenses; de esa cifra 59,679 fueron de nacionalidad guatemalteca, 50,964 de nacionalidad hondureña y 31,347 de nacionalidad salvadoreña.

Al regresar a sus hogares y comunidades las personas retornadas experimentan nuevamente la vulneración de sus derechos y violencia que produjeron su ida, así como también afectaciones psicosociales generadas por la violencia experimentadas en su movimiento y los desafíos de su reintegración en su respectivo país.

Objetivo

Contribuir a la reducción de las vulnerabilidades y afectaciones psicosociales de la niñez, adolescencia y juventud de Guatemala, Honduras y El Salvador en situación de migración y retorno.

Nuestro proyecto

Con este proyecto se espera fomentar el acercamiento hacia una visión compartida y complementariedad de acciones de organizaciones de El Salvador, Guatemala, Honduras y México, a fin de mejorar la atención/acompañamiento psicosocial de niñas, niños, adolescentes y jóvenes en situación de migración y retorno que sufre la vulneración de sus derechos y la violencia en su tránsito por México hacia y desde los Estados Unidos.

Se centra en la identificación de dinámicas percibidas, vivenciadas y reconocidas en la migración y el retorno y el impacto psicosocial de las mismas en las integridades de las niñas, niños, adolescentes y jóvenes y sus familias. Estas dinámicas incluyen la vulneración de derechos y diferentes tipos de violencia experimentada; con este proyecto se pretende evidenciar las condiciones políticas, económicas, sociales, comunitarias, escolares y familiares, que facilitan o limitan la integración de niñas, niños, adolescentes y jóvenes en situación de retorno.

Así mismo, se busca aportar, desde un enfoque psicosocial, al mejoramiento en la atención/acompañamiento de niñas, niños, adolescentes y jóvenes retornada en su ruta crítica desde la recepción hasta su reinserción/reintegración familiar y comunitaria.

Con quienes trabajamos

El grupo meta que participará directamente en el proceso de investigación es de 140 personas incluyendo a representantes de instancias estatales, organizaciones no estatales que trabajan directamente con niñas, niños, adolescentes y jóvenes en situación de migración y retorno, personas claves conocedoras del tema, niños, niñas, adolescentes y jóvenes migrantes y sus familiares/cuidadores acompañantes. Además 8 expresiones organizadas – entre instituciones públicas, organizaciones no estales e iniciativas comunitarias- de El Salvador y 7 organizaciones no estatales de Honduras, Guatemala y México, que participarán de la investigación, y de las coordinaciones interinstitucionales regionales.

Proyección

Poder articular una agenda común y, con las organizaciones e instituciones que participen en el proyecto, un proyecto a mediano plazo sobre el trabajo con niñez, adolescencia y juventud en situación de migración irregular y retorno desde un enfoque psicosocial y de derechos.